La celebración de las pruebas nacionales, prevista para mediados de julio, se ve amenazada por llamado a paro nacional de los más de cuatro mil profesionales y técnicos de Educación en demanda del 10 por ciento de aumento salarial.


La Asociación Nacional de Profesionales y Técnicos exhortó al ministro de Educación a cumplir un acuerdo sobre dicho incremento.