Tras cinco días desde que las fuertes lluvias y relámpagos provocaran daños a la red de semáforos, aún permanecen sin funcionar más de 20 de 30 señales de tránsito que se vieron afectados, de acuerdo con el Intrant, agravando los tapones y sin que los agentes de la Digessett ayuden a agilizar el tránsito.