La nueva corriente magisterial “Ulises Francisco Espaillat” también expresó su desacuerdo con el aumento salarial, al que calificó como mínimo.´


El grupo gremialista insiste que los docentes merecen mejores salario, condiciones laborales y centros educativos que no estén sobrepoblados de alumnos.