En Moca, fue encontrado el cadáver amordazado y con signos de violencia del comerciante Juan Gil Ramos.

El cuerpo se encontraba atado con cinta adhesiva de pies a cabeza entro de su colmado en el la comunidad San Luis.

Las autoridades abrieron una investigación para hallar a los responsables.