Ningún niño de nacionalidad haitiana ha sido deportado sin estar en compañía de sus padres, así lo aseguró la directora del Inaipi, Besaida Santana, quien al ser cuestionada dijo que esa información de Unicef fue un argumento falso de los partidos de la oposición.

Besaida Santana manifestó que en el Inaipi no hay discriminación racial y se acoge a los niños de nacionalidad haitiana para que puedan ejercer el derecho a la educación.