La alcaldía de Santiago rechazó las versiones del director del hospital José María Cabral y Báez sobre el supuesto un descuido en el servicio de recolección de basura.


Fernando Ramírez, vocero del alcalde, calificó como “política” las declaraciones del nosocomio.