Habitantes de varias localidades rurales de la zona alta de Restauración, en la provincia Dajabón, claman por la construcción del puente sobre el río Neyta, al insistir que cada vez que crece ese afluente deja incomunicada a unas 40 comunidades.