Miembros del Ejército detuvieron en la provincia Valverde a un hombre haitiano que tenía en su poder materiales para la fabricación de armas de fuego caseras denominadas ''chilenas".



France Huedsen y los materiales metálicos fueron enviados la dotación policial de Mao.