La primera dama, Raquel Arbaje, reiteró este viernes que es consciente de los problemas que afectan al país y reconoció que no todo es culpa de la pandemia.