El proyecto de seguridad ciudadana que incluye el desarme de la población civil no fue bien recibido por ciertos sectores del Cibao, donde insisten que de loa delincuencia obliga a la ciudadanía a buscar mecanismos de protección.