El sindicato de transporte de La Romana fue militarizado este jueves para desalojar a la actual directiva, el cual mediante una sentencia debe entregar la dirección.


Según el corresponsal Ángel Esteban Paulino, la asociación de niega a entregar la dirección, calificando de criminal la sentencia.