“Yo les garantizo que no les faltaran recursos al MP para operar en esta gestión pero debemos ya y es uno de los legados que le tenemos que dejar a la sociedad dominica, ese MP independiente”, Luis Abinader

Por Jessica Soriano

SANTO DOMINGO.- Justo un día después de que la procuradora general de la República pidiera mayores recursos económicos para la operatividad de la institución que dirige, el presidente Abinader garantizó los recursos necesarios para que esa entidad continúe trabajando.

En medio de los cuestionamientos por parte del principal partido de oposición; PLD, a la independencia del Ministerio Público, el mandatario insistió en la necesidad de una modificación a la Constitución para lograr que la designación del Procurador General de la República no dependa de la voluntad del presidente de turno.

“Hay muchas formas de hacer y lograr esa independencia, esa independencia también llevaría una independencia económica, lo que yo le garantizó es que no le faltaran recursos al MP para operar en esta gestión”, Luis Abinader

Y mientras el presidente Abinader afirma que se hace necesario lograr una real independencia del órgano persecutor de los poderes del Estado, este martes, durante una reunión con la comisión bicameral de legisladores que estudia el proyecto de Ley de Presupuesto General del Estado para el  2022, la procuradora Miriam Germán Brito, pidió 2 mil 105 millones de pesos adicionales para la institución que dirige.

“Yo les garantizo que no les faltaran recursos al MP para operar en esta gestión pero debemos ya y es uno de los legados que le tenemos que dejar a la sociedad dominica, ese MP independiente”, Luis Abinader

Abinader fue abordado al respecto al encabezar el tradicional almuerzo de la Cámara Americana de Comercio, en el que volvió a destacar la recuperación de la economía, golpeada por la pandemia del Covid-19, aprovechando además el escenario para reiterar que su Gobierno pretende captar en este año que casi finaliza, al menos 3 mil millones de dólares en inversión extranjera.

“En los últimos años, la desviación comercial de las importaciones estadounidenses desde China ha ascendido a más de 88,000 millones de dólares al año. Esto ha sido absorbido principalmente por otros países de Asia oriental y Europa”, Luis Abinader.