Legisladores no oficialistas consideran que Abinader tomó esa decisión como estrategia para ganar popularidad, al tiempo que entienden que el sector eléctrico está mal administrado.

SANTO DOMINGO.- Pese a apoyar la cancelación de los próximos aumentos de las tarifas eléctricas, diferentes sectores que participaron en el Pacto Eléctrico consideran también oportuno dejar sin efecto el incremento que entró en vigencia el primero de julio, tras asegurar que resulta insostenible para población.

Mientras que legisladores de oposición tachan de populista la iniciativa del mandatario.

El anuncio del presidente Luis Abinader no llenó de entusiasmo a residentes de sectores populosos de la capital, quienes cuentan cómo por los aumentos de sus facturas y la falta de respuesta a sus reclamos, tomaron medidas poco ortodoxas. Mientras que otros esperan que en realidad no vuelva a aumentar el costo del servicio para poder continuar pagándolo.

Aunque la medida es apoyada por diversos sectores, miembros de la oposición y que además participaron en la firma del pacto, entienden también que debería dejarse sin efecto el cuarto aumento que se aplicó a la tarifa el primero de julio para ayudar a la población.

Asimismo, legisladores no oficialistas consideran que el presidente Abinader tomó esa decisión como estrategia para ganar popularidad, al tiempo que entienden que el sector eléctrico está mal administrado.

 

De su lado, el ex ministro de Energía y Minas, Antonio Isa Conde, indicó que el manejo del Pacto Eléctrico que contempla el desmonte gradual del subsidio a ese sector con aumentos trimestrales en las facturas, y el anuncio del cese de dichos incrementos fue "una metida de pata" por parte del presidente de la República, que generará desconfianza en la ciudadanía.

Los moradores de las barriadas esperan que la factura del próximo mes tenga un costo igual o menor a la de julio y que su servicio no se vea afectado por apagones.