En diciembre hubo un leve repunte con un total de 20,297 cruces, la gran mayoría ecuatorianos (7,821), seguidos de haitianos (5,502) y venezolanos (1,374).

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Unos ocho haitianos fueron devueltos a su país de origen tras ingresar a Panamá por el principal aeropuerto como pasajeros en tránsitos con visa falsa, según informaron este lunes las autoridades migratorias.

Los ocho pasajeros llegaron al Aeropuerto Internacional de Tocumen, el principal del país y un importante centro de conexiones regional, desde República Dominicana con destino El Salvador, según informó en un comunicado el Servicio Nacional de Migración de Panamá.

Las autoridades migratorias detectaron que los haitianos tenían visas de tránsito falsas y "de manera inmediata se procedió a la devolución de cada uno de estos extranjeros a su país de origen o procedencia según era el caso", explicó el servicio de migración.

A los haitianos se les exige una "visa de en tránsito" para hacer escala en Panamá, que debe ser solicitada en un consulado con un plazo mínimo de 15 días previos al viaje.

La mayoría de los haitianos que ingresan a Panamá lo hacen de forma irregular cruzando desde Colombia el Tapón de Darién, la peligrosa selva que separa a ambos países.

Panamá vivió el año pasado su peor crisis migratoria con 248,284 transeúntes atravesando el Darién, lo que supuso un aumento del 85.6 % en comparación con el año anterior, según estadísticas oficiales.

La mayoría de los migrantes que cruzaron la selva- considerada una de las rutas migratorias más peligrosas del mundo- en su camino hacia Norteamérica proceden de países de América del Sur y el Caribe, siendo Venezuela la nacionalidad predominante con 150,327 viajeros, seguida de Ecuador con 29,356 y Haití con 22,435.

Después de que Estados Unidos aplicara a mediados de octubre pasado una nueva política migratoria para los venezolanos, que suponía un estatus legal a quienes llegaran por aire y con un patrocinador en ese país y excluía a quienes entraban por tierra, las cifras se desplomaron, al cruzar 16,632 personas en noviembre.

En diciembre hubo un leve repunte con un total de 20,297 cruces, la gran mayoría ecuatorianos (7,821), seguidos de haitianos (5,502) y venezolanos (1,374).