La investigación se originó a partir de un incidente en que algunos vecinos se enteraron de la conducta irregular del padre y, con temor de un linchamiento, la familia llamó a un líder comunitario, quien alertó a la Policía.

Duarte. - Un hombre fue condenado a 20 años de prisión tras ser encontrado culpablre de incesto contra su hija de 12 años, un hecho que se investigó a partir de denuncias de vecinos y fue corroborado por la víctima y reportes médicos.

Durante el juicio de fondo, el Ministerio Público presentó las evidencias testimoniales y periciales que demuestran que el hombre abusaba sexualmente de la niña de manera frecuente.

El expediente incorpora como anticipo de prueba el testimonio de la víctima, entrevistada en octubre de 2019, a través de la Cámara Gessell, que evita la exposición de la persona declarante ante el resto de las partes envueltas en el proceso. Incluye, además, la certificación médico forense sobre los daños ocasionados a la niña.

La investigación se originó a partir de un incidente en que algunos vecinos se enteraron de la conducta irregular del padre y, con temor de un linchamiento, la familia llamó a un líder comunitario, quien alertó a la Policía.