Estos son los deseos del niño Justin Candelario; quien lleva 10 años padeciendo de Osteomielitis de Húmero Derecho, una infección de los huesos, que ahora le impide mover su extremidad.

Por Oliver Balbuena

Familiares de un niño residente en Hato Nuevo, Manoguayabo, que nació con parálisis en uno de sus brazos, piden ayuda al asegurar que llevan aproximadamente un año en procesos de cirugía y por falta de recursos no han completado las evaluaciones quirúrgicas.

“Si a mí me operan ese brazo yo sería feliz” Justin Candelario – afectado

Estos son los deseos del niño Justin Candelario; quien lleva 10 años padeciendo de Osteomielitis de Húmero Derecho, una infección de los huesos, que ahora le impide mover su extremidad.

“Quiero tener mi brazo así como usted lo tiene bien porque ellos no me lo quieren arreglar el brazo”, Justin Candelario – afectado.

Según sus parientes, hace tiempo el pequeño recibe asistencia en el hospital Darío Contreras, sin embargo, explican que no ha sido posible operarlo debido a unos estudios que no han podido costear.

“Tenemos un año y pico bregando, esperando con él y no resuelven nada (…) él se quiere sanar y quiere que le arreglen su bracito”, María Candelario – abuela

“No tenemos los recursos para hacerle los estudios y la situación de nosotros es precaria ya hemos hecho todo, es un estudio que no tenemos dinero para hacerlo”, Julio Medina – abuelo

Justin tiene deseos de vivir una vida normal, pero debido a su condición se le dificultan acciones cotidianas y sencillas como hacer tareas y jugar con sus hermanos o amigos.

Si usted desea colaborar con esta familia puede llamar a los teléfonos (809) 602-2675 y (809) 393-2778 y así devolver la esperanza al pequeño Justin. Oliver Balbuena, Noticias SIN.