SANTO DOMINGO ESTE, República Dominicana.- El propietario de un colmado se debate entre la vida y la muerte luego de enfrentar a tiros a tres delincuentes que intentaron asaltar su negocio en Hainamosa de Santo Domingo Este.

En la refriega uno de los delincuentes murió y otro resultó herido, al igual que un empleado.

Enrique de los Santos se armó de valor y, arma en mano, se enfrentó a tres delincuentes que se presentaron armados a su negocio en la noche del domingo con intención de robarle.

Durante el enfrentamiento uno de los vendedores salvó su vida de milagros tras recibir un disparo en el intel costado izquierdo con entrada y salida.

Los parientes Enrique de los Santos afirmaron que han tenido que ponerle sangre varias veces para estabilizarlo. También se quejan de la supuesta negligencia de la Policía Nacional.

Los vendedores de colmados se sienten nerviosos y atemorizados por el incremento de la delincuencia en Hainamosa y sectores aledaños