En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Nuestros regalos y los regalos de Dios

Nuestros regalos y los regalos de Dios
Miguel A. Matos

Si recuerdas las mañanas de Navidad de hace mucho tiempo (o incluso las más recientes), recordarás que algunos juguetes funcionaban inmediatamente y otros no. Los buenos venían con todas las piezas incluidas. Nada decepcionaba tanto como las palabras “se vende por separado” o “baterías no incluidas”.

¡Los mejores regalos funcionaban al salir de la caja y contenían todo lo necesario para disfrutarlos al instante!

Otras veces teníamos todas las piezas, pero el juguete solo funcionaría por minutos u horas. Para la tarde de Navidad, si no antes, se había roto o dejado de funcionar. A veces, el juguete simplemente no estaba a la altura de la publicidad. Se veía mejor en la tele o en la tapa de la caja.

Los dones de Dios no tienen estos problemas. Cuando pensamos en el regalo de la salvación eterna encontramos el regalo completo y permanente. Primero, tenemos Dios perfecto y humanidad perfecta, unidos en una Persona perfecta: el Señor Jesucristo (Juan 1:1-18).

 Además tenemos el sacrificio perfecto de una vez por todas por nuestros pecados. Jesús se ofreció a Sí mismo como el Cordero de Dios perfecto, sin pecado, sin mancha en nombre de nosotros, los pecadores (1 Pedro 3:18a).

 Su oferta de salvación eterna funciona el 100% del tiempo para todos los que creen en el Salvador Jesús (Juan 5:24). Como leemos en Juan, “el que cree en él no es condenado” (Juan 3:18a). Ningún juez diría: “Quedas libre, pero debes ir a la cárcel”. No. Cuando Dios dice “no eres condenado”, se refiere precisamente a eso: a todos.

Entonces, si quieres el regalo que durará por toda la eternidad… ¡cree en Jesús!

“Porque por una ofrenda Él ha hecho perfectos para siempre a los que son santificados”. (Hebreos 10:14).

Oración: Padre, gracias por enviar a tu Hijo amado y único, el Señor Jesús, a morir por nuestros pecados. Yo creo en Él. Gracias por tu regalo perfecto de la vida eterna. Amén.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *