En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Nuevas normalidades que son malos síntomas

Nuevas normalidades que son malos síntomas
Noticias SIN

SALUDOS QUISQUEYANOS.-  Las sociedades evolucionan influenciadas por los acontecimientos que ocurren en su seno. En el caso de la sociedad dominicana los factores económicos,  la impunidad, la corrupción, la falta de educación y la falta de instrucción en valores cívicos (entre otras cosas) han agrandado la lista de cosas “normales” que se ven a diario. Repasemos algunos casos.

Los apagones, la falta de agua permanente, no poder sobrevivir con un solo empleo, ver en cada policía a un eventual macutero, cruzarse un semáforo en rojo  y definir a cada mendigo como un “vivo” que colecta dinero para que alguien se lo gaste en ron son parte de esas normalidades que no son tales en un país que aspire a llamarse “desarrollado”.
Se difunden abiertamente y sin censura canciones a los ritmos del dembow y el reguetón que hacen ver como “normal” el uso de armas, la solución violenta de conflictos, el manejo de dinero, la ostentación y las relaciones sexuales con menores de edad.
Se actúa sin pensar en las molestias que se ocasiona a los demás, ya sea al conducir, al manejar nuestros desperdicios o al hacer ruido desde el interior de un domicilio en horas indebidas.

Y por supuesto, no dejemos de mencionar esas normalidades hijas de la impunidad, como son el uso de los recursos del estado, el otorgamiento de “botellas” en nóminas públicas, el enriquecimiento repentino tras ocupar una posición pública, las licencias que tácitamente se conceden a funcionarios para que se lucren de sus posiciones y la idea de que las leyes se hicieron para que las cumplan quienes no tienen dinero para sobornos. Se nos quedan muchas cosas “neo-normales” por citar, que lamentablemente no son útiles para describir el país que quisiéramos tener.

No es de sorprendernos que tantas “normalidades” hasta hagan difícil la adaptación de algunas personas a otras culturas en los países hacia donde emigran.

¿Hacia dónde vamos? ¿Qué hacer ante esta situación? Nos satisface que la lucha por una mejor educación sea el primer paso de una larga cadena de conquistas por las cuales deberá movilizarse la sociedad. Estas nuevas normalidades tienen en común el sentido de individualismo, el cual debemos superar pensando en generaciones futuras a las cuales enorgullecer. Recordemos que las más esplendorosas civilizaciones de la antigüedad entraron en decadencia afectadas por sus propias “normalidades”, y el mundo no se acabó, sino que aprendió de los errores de un pasado que para nosotros hoy es presente.

Twitter: @alonzocarlos

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *