En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Obama apuesta por la continuidad al renovar su equipo de Seguridad Nacional

Obama apuesta por la continuidad al renovar su equipo de Seguridad Nacional
Obama apuesta por la continuidad al renovar su equipo de Seguridad Nacional

Barack Obama

WASHINGTON.- El presidente de EE.UU., Barack Obama, anunció hoy la designación del director de la CIA, Leon Panetta, como nuevo secretario de Defensa y su sustitución por el general David Petraeus, en una remodelación de su equipo de Seguridad Nacional que apuesta por la continuidad.

En una ceremonia en la sala Este de la Casa Blanca, Obama aseguró que “no hay un grupo de gente mejor cualificada para encabezar el equipo de Seguridad Nacional”, al anunciar la serie de relevos, que incluirá también la designación de Ryan Crocker como embajador en Kabul y del general John Allen como nuevo mando de las fuerzas internacionales en Afganistán.

Así, indicó que “nadie está mejor cualificado” que Panetta para ser secretario de Defensa y destacó que la experiencia de Petraeus como jefe de las fuerzas en Afganistán y previamente en Irak le serán “muy útiles” al frente de la CIA.

Panetta sustituirá como secretario de Defensa a Robert Gates, que ha servido en este cargo durante cuatro años y medio y, según señaló Obama, es uno de los secretarios que más tiempo ha estado al frente de esta cartera, que asumió en 2006 con la administración republicana.

Obama destacó el “servicio ejemplar” de Gates, que dejará su cargo en junio, y entre sus logros citó su gestión en la guerra en Irak gracias a la cual “estamos en una mejor posición para apoyar a nuestras tropas y gestionar la transición en Afganistán”.

Gracias a que Gates “desafió el pensamiento convencional, nuestras tropas cuentan con el equipo que necesitan para salvar vidas y nuestras Fuerzas Armadas están mejor preparadas para las guerras de hoy”, dijo Obama, que subrayó su gestión presupuestaria del Pentágono, que “ahorrará cientos de miles de millones de dólares que podrán ser invertidos en las Fuerzas Armadas del siglo XXI”.

Obama señaló que aunque Estados Unidos ha sido “implacable” con Al-Qaeda y sus afiliados y ha iniciado la retirada ordenada de Irak, con la vuelta de miles de soldados tras el fin de las operaciones de combate, “todavía nos enfrentamos a desafíos urgentes”.

En Irak, “estamos trabajando para traer el resto de nuestras tropas a casa mientras los iraquíes afianzan su democracia”, señaló, mientras en Afganistán, “nos estamos moviendo hacia una nueva fase: la transferencia de responsabilidad de la seguridad a las fuerzas afganas, a partir de reducir las fuerzas estadounidenses este verano y la creación de una asociación a largo plazo con el pueblo afgano”.

Mientras, en casa, haciendo referencia a los recortes presupuestarios y al endeudamiento del país, dijo que “no podemos comprometer nuestra capacidad para defender a nuestra nación o nuestros intereses en el mundo”.

El general Petraeus dijo que volverá el domingo a Afganistán para terminar con su misión. Su cargo, igual que el de Panetta, deberá ser aprobado por el Senado, aunque la Casa Blanca espera que Petraeus pueda asumir sus responsabilidades al frente de la CIA en septiembre.

Los cambios coincidirán con el comienzo del proceso de transición en Afganistán y el principio de la retirada de las tropas estadounidenses, que, según la estrategia aprobada por Obama en diciembre de 2009, deberá iniciar el próximo julio.

Por ello, Obama, forzado a efectuar los relevos por el deseo expresado en varias ocasiones de Gates de abandonar el cargo -es el cuarto secretario de Defensa de mayor duración en la historia del país-, decidió apostar por un equipo de personas que se conoce perfectamente, que trabaja sin altibajos y que ya demostró su capacidad en situaciones tan escabrosas como la guerra en Irak.

Allí, Crocker desde el lado civil como embajador y Petraeus como mando de las fuerzas internacionales, enderezaron una guerra que parecía perdida tras un comienzo desastroso.

La idea, según había asegurado un alto funcionario que habló bajo la condición del anonimato, es mantener un “equipo integrado y efectivo”, que pueda llevar a cabo una “transición sin fisuras”.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *