En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Obispos preocupados por corrupción y criminalidad

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La Conferencia del Episcopado deploró este martes mediante una Carta Pastoral los altos niveles de violencia e inseguridad, entre otros males sociales, y a propósito de los próximos comicios, condenó la devaluación de la credibilidad en el ejercicio de la política, que percibe como un negocio de fácil enriquecimiento. De inmediato, sociólogos consultados abogaron por una revolución social.

Los obispos dominicanos dijeron percibir una época condicionada por las políticas del mercado, donde todo es medido y valorado según la utilidad y la rentabilidad, también las personas.

Además, ven con preocupación cómo la corrupción priva a la población de recursos económicos que deberían ser destinados a educación, vivienda, alimentación, salud, seguridad, justicia, salarios dignos.

Según los prelados, la inseguridad ciudadana y criminalidad es altamente preocupante y el alto nivel de violencia que ha ido permeando todas las esferas sociales.

En este 2016, un año de contienda electoral, el Episcopado deplora la devaluación de la credibilidad en el ejercicio de la política, donde la gente percibe que la política es un negocio de fácil enriquecimiento.

También clamaron ante las despiadadas agresiones sistemáticas de las mineras, la extracción de arena de los ríos y la deforestación de sus orillas, la reducción a cenizas por manos criminales de muchos bosques.

Acoge el llamado sobre el tema migratorio del Papa Francisco, en nuestra última visita Ad Límina, a tener una atención pastoral caritativa con todos los inmigrantes –en especial a los de la vecina República de Haití.

Al final de sus reflexiones, los obispos dominicanos también citan al Papa Francisco al invitar al Pueblo de Dios a ejercitarse en la práctica de la Misericordia.

 

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *