En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Oculto durante un siglo, un "falso" Van Gogh en realidad es auténtico

Oculto durante un siglo, un
Oculto durante un siglo, un "falso" Van Gogh en realidad es auténtico

2013-09-09T141916Z_1_AMAE98813S600_RTROPTP_2_OESTP-ARTE-VANGOGHAMSTERDAM . – Una pintura de un paisaje francés almacenado en un ático y mantenido oculto del público durante un siglo porque era considerado una falsificación es obra del maestro holandés Vincent Van Gogh, dijo el lunes un museo citando una nueva investigación.

“Puesta de sol en Montmajour”, que muestra unas encinas con el tronco retorcido y unas ruinas en un distante segundo plano bañadas por la luz del atardecer, fue pintado en 1888 cuando Van Gogh vivía en Arles, en el sur de Francia.

La obra, propiedad de un coleccionista privado, será expuesta en el Museo Van Gogh de Amsterdam desde este mes y durante un año.

El director del museo Axel Rueger describió el descubrimiento de una nueva obra de Van Gogh como “una experiencia que pasa una vez en la vida” cuando la pintura fue presentada el lunes en una rueda de prensa.

“Lo que lo hace incluso más excepcional es que es una pintura de transición en su obra, y es más, una pintura grande de un periodo que es considerado por muchos la culminación de sus logros artísticos, su periodo en Arles”, dijo Rueger.

En 1991 el Museo Van Gogh concluyó que la pintura no era del artista holandés cuando los dueños de la obra se pusieron en contacto con ellos para recabar una opinión.

Pero gracias a una nueva investigación, que incluye el análisis de pigmentos usados en la pintura y su decoloración, además de cartas del propio Van Gogh, el museo ha cambiado de opinión.

En una carta a su hermano Theo con fecha del 5 de julio de 1888, Vincent describió la escena que había pintado el día anterior, pero expresó su decepción por el resultado final, escribiendo: “También me traje un estudio del mismo, pero estaba muy por debajo de lo que hubiera deseado”.

La obra quedó luego incluida en uno de los catálogos de Theo, y reapareció en 1970 en la herencia de un industrial noruego, Christian Nicolai Mustad, que había coleccionado las obras de Edvard Munch.

La familia Mustad cree que la pintura fue comprada por Mustad en 1908 pero que posteriormente le dijeron que era una falsificación o que había sido atribuida erróneamente a Van Gogh, y la ocultó en el ático.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *