En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

OEA aún dividida sobre situación en Paraguay observará elecciones de 2013

Representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA).

WASHINGTON, EE.UU.- Los países de la Organización de Estados Americanos (OEA) demostraron este miércoles seguir divididos respecto a la crisis política en Paraguay, pese a lo cual el organismo enviará una misión de observación de las elecciones del 21 de abril de 2013.

Después de casi cuatro horas de debate, el Consejo Permanente de la OEA cerró sin consenso una nueva sesión extraordinaria sobre la situación en el país suramericano tras la destitución del presidente Fernando Lugo en un rápido juicio político, el pasado 22 de junio.

Al comienzo de la cita, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, anunció que había recibido una petición de Paraguay para enviar una misión al país y que la había aceptado, una decisión que no requiere un consenso en el Consejo Permanente.

Si los recursos de la OEA lo permiten, la delegación llegará a Paraguay probablemente en noviembre, “seis meses antes de las elecciones”, según explicó Insulza a periodistas, y estará encabezada “por una personalidad de alto nivel de fuera de la organización, si es posible un ex jefe de Estado”.

Su misión será, además de supervisar el proceso electoral, “promover el dialogo político y apoyar las reformas legales que puedan evitar una nueva crisis” en el país, donde “se mantiene una ruptura” entre el actual Gobierno de Federico Franco y quienes defienden la legitimidad de Lugo como jefe de Estado, según Insulza.

El titular de la OEA presentó a los representantes un nuevo informe sobre el país, donde “la situación desde el punto de vista político es de plena normalidad” y “existen buenas condiciones para iniciar un diálogo político”, aseguró.

En el plano jurídico, recordó que la Corte Suprema de Justicia aún debe decidir si anula el juicio político del pasado 22 de junio y ordena su repetición, y que de no ser así, la defensa de Lugo llevará el caso a dos instancias de la OEA, la Comisión y la Corte Interamericanas de Derechos Humanos, que aceptarán mediar en él.

El representante de México, Joel Antonio Hernández García, propuso que el Consejo Permanente aprobara “una declaración de apoyo” al envío de una misión “que acompañe el proceso a los comicios y facilite el diálogo político”.

Sin embargo, el representante interino de Brasil, Breno Dias da Costa, consideró esa propuesta “inoportuna e inadecuada”, al señalar que la decisión no correspondía al Consejo Permanente, una postura que compartieron Argentina, Uruguay, Venezuela, Bolivia y Ecuador.

Esos países recordaron la decisión tomada por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) de suspender a Paraguay, y criticaron la falta de acción en la OEA, pero ninguno de ellos pidió explícitamente una exclusión del país del organismo.

El representante de Venezuela, Roy Chaderton, lamentó que la OEA “se prepare en su placidez onírica para convalidar el golpe de Estado novedoso, pero no por ello menos golpista, que ocurrió en el Paraguay” con el juicio político a Lugo.

“No hay normalidad en el Paraguay, y hubo un golpe de Estado, que dentro de algunos procedimientos internacionales se hizo en violación del debido proceso y de la Convención Interamericana”, subrayó Chaderton.

Por su parte, el embajador de Uruguay, Milton Romani Gerner, aseguró que su país no respaldaría la propuesta de México por temor a que “el apoyo de este consejo se confunda con un aval del rompimiento del orden constitucional que se produjo en Paraguay”, una declaración compartida por Argentina.

Países como Estados Unidos, Canadá, Honduras, Panamá y Costa Rica sí respaldaron la petición de México, aunque finalmente sus opiniones quedaron simplemente reflejadas en el acta de la reunión, sin que se votara ninguna declaración.

Pese a esas divisiones, Insulza consideró un “avance” que los representantes de los Estados miembros “no hicieran ninguna petición de que se sancione a Paraguay”, y subrayó que la organización ha entrado en una fase en la que su “principal tarea va a ser la observación y el acompañamiento del proceso político” en el país.

Para iniciar los trámites de la misión, el titular de la OEA enviará la próxima semana a Paraguay al secretario de Asuntos Políticos de la OEA, Kevin Casas-Zamora, y el jefe de gabinete de la organización, Hugo de Zela Martínez.

Ambos harán antes una parada en Lima (Perú) para reunirse con el canciller peruano, Rafael Roncagliolo, y con el presidente del grupo de alto nivel de la Unasur relativo a Paraguay, Salomón Lerner, según informó la OEA.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *