En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

“Omisión”

“Omisión”
Ray Ortega

Uno de los pecados más graves de los seres humanos es el pecado de Omisión, el mantenernos callados cuando las cosas están mal hechas por no ofender. Y nosotros los cristianos debemos decir que si cuando una cosa esta bien hecha, pero saber decir que no cuando están mal.

Justificamos nuestra actuación diciendo: “Eso no tiene que ver conmigo”, “yo no tengo la culpa” y otras frases que son muy comunes Y que adormecen nuestra conciencia que pudiendo decirlo no lo decimos.

El papel que tirado en el piso, no lo recogimos porque nosotros no lo tiramos, fue otro quien lo arrojo. El pedazo de pan que no compartimos porque nadie nos los regalo, el no querer trabajar un minuto más, porque el contrato dice el tiempo exacto de trabajo. La pelea que no quisimos evitar, para no meternos en problemas, y así muchas otras cosas más que podríamos evitar si habláramos. Ese bien que pudiendo hacer lo omitimos.

Todo eso es “omisión”, y todos los que hacemos eso tendremos que dar cuenta a Dios el día de nuestro juicio final. Ese día no te van a preguntar que no hizo el otro, te van a preguntar en que pudiendo hablar, no hablaste.

Te van a preguntar el tiempo que le negamos a alguien que necesitaba hablar con nosotros, diciendo que no hay tiempo para perder, un hay mucho que trabajar y hacer. La limosna que no ofrecimos porque no queríamos contribuir a mantener vagos, sin darnos cuenta que nosotros no somos Dios para juzgar a nadie.

Siempre digo que lo que está mal está mal aunque todos lo hagan, y lo que está bien está bien aunque no lo nadie. Siempre debemos los cristianos actuar con la verdad sea cual sean las consecuencias. Decir las verdades ante todo y no andar con mentirillas que no nos llevan a ningún lado.

La sonrisa que no regalamos a aquel que nos encontramos en el camino, porque no le conocíamos ni nada tenía que ver conmigo. La oración que no elevamos a Dios por aquel que nadie oró  Por la visita a ese enfermo que estaba esperando que alguien lo visitara, todo eso es “omisión”, y tendremos que darle cuentas a Dios por las cosas que no hicimos pidiéndolas hacer.

No nos quedemos callados ante lo que está mal hecho, gritémoslo a los cuatro vientos, estoy seguro que alguien nos escuchara, y nos queda el decir nosotros lo dijimos.

Los dejo con el Capítulo 6, Versículo 14 del Evangelio de San Mato que dice: “Porque si ustedes perdonan a otros el mal que le han hecho, su Padre que está en el cielo los perdonara también a ustedes”.

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.

 

 

 

 

 

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Comentarios

Muy hermoso lo que usted nos escribe. Es muy cierto nosotros los cristianos católicos tenemos ese defecto, que cuando alguien nos habla de nuestra religión, nos quedamos callados y eso es pecado de omisión, no somos capaces de defendedla. El buen Jesús le cuide siempre
Sr. Ray, es muy cierto lo del pecado de omision. Tal vez no hacemos el mal, pero tampoco hacemos el bien, que tanta falta hace en este mundo medio loco. No puedo esperar que otro dé el paso al frente y hable, lo debo hacer yo si sé lo que esta ocurriendo. Muchas gracias por su acertado escrito Saludos, Carlos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *