En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

ONU afronta el aniversario del sismo con dudas sobre su papel en Haití

ONU afronta el aniversario del sismo con dudas sobre su papel en Haití
ONU afronta el aniversario del sismo con dudas sobre su papel en Haití

Haití después del terremoto del 12 de enero.

Naciones Unidas.- La ONU afronta el primer aniversario del terremoto de Haití con la extendida duda entre la población sobre la eficacia del organismo en la reconstrucción del país y la creciente hostilidad de quienes se oponen a la presencia de sus tropas en la nación caribeña.

“El Gobierno haitiano, los donantes y Naciones Unidas tienen una responsabilidad compartida en la explicación a la población de porqué la reconstrucción no ha sido más rápida. Hay que identificar problemas y hacer correcciones”, reconoció a Efe Farid Zarif, responsable del Departamento de Operaciones de paz de la ONU para América Latina y Europa.

Junto a las autoridades locales, la ONU es uno de los principales blancos del descontento por el lento progreso de la reconstrucción tras el sismo del 12 de enero de 2010, que causó la muerte de 300,000 personas y dejó sin hogar a 1,5 millones, según cifras del propio organismo, que también sufrió un duro golpe, al perder a 101 de sus miembros en el desastre.

Desde entonces, ha encabezado los esfuerzos para reconstruir el país y, por ejemplo, a través del Programa Mundial de Alimentos (PMA), llegó a asistir a 4 millones de personas en las semanas posteriores al desastre. Un año después, aún alimenta a 2 millones y proporciona 80,000 puestos de trabajo.

Además, impulsó en Nueva York una conferencia de donantes en la que se prometieron 10,000 millones de dólares para la reconstrucción y nombró como enviado especial a ese país al ex presidente estadounidense Bill Clinton, quien copreside la comisión encargada de administrar las donaciones.

Sin embargo, doce meses después, más de un millón de personas aún viven en condiciones precarias en campamentos improvisados en un Puerto Príncipe en ruinas, al tiempo que de los 2,100 millones de dólares comprometidos para 2010, en noviembre sólo se habían desembolsado dos tercios, según la ONU.

Clinton reconoció en su reciente visita a Haití que comparte la frustración de los haitianos con la lentitud de las mejoras, aunque les aseguró que “verán una gran aceleración” en 2011 y que cientos de miles de desplazados podrán mudarse a hogares permanentes.

Un año después, y según Zarif, las expectativas sobre el ritmo de reconstrucción “sabemos ahora que eran exageradas”.

“Haití padece una sucesión de crisis que parece interminable y que deja a gran parte de la población en condiciones cada vez más desesperadas”, dijo el experto, quien resaltó que al incumplimiento de las expectativas se han sumado sucesos como la epidemia de cólera, que agravan aún más la desesperación.

De la misma opinión es el jefe de la misión de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Haití, Stefano Vannini: “Muchos se preguntan qué ha cambiado. Han pasado doce meses y seguimos igual”.

En conversación telefónica con Efe, Vannini detalló que los haitianos aún ven a la misión de estabilización del organismo en Haití (Minustah) como “una fuerza de ocupación”, pese a los “indudables” avances logrados desde su despliegue en 2004.

A esa percepción se suma el desconcierto causado por las denuncias de irregularidades en las elecciones del pasado noviembre, celebradas con el apoyo de la ONU, que derivaron en graves disturbios en los que murieron al menos cuatro personas.

Las sospechas de que la epidemia de cólera, que se ha cobrado casi 3,500 vidas desde el pasado octubre, se originó en un campamento de “cascos azules” nepalíes tampoco ayuda a mejorar la imagen del organismo en el país, donde, con violentas protestas, se exigió la salida de los “cascos azules”.

Para zanjar la polémica, Naciones Unidas ha encargado a un grupo independiente de expertos, liderados por el mexicano Alejandro Cravioto, que investigue el origen de la epidemia.

A todo ello se suma la polémica destitución el mes pasado del diplomático brasileño Ricardo Seitenfus como representante especial de la Organización de Estados Americanos (OEA), tras acusar a la ONU en un diario suizo de “imponer” la presencia de sus tropas en un país que no vive un conflicto y de querer “transformar a los haitianos en prisioneros de su propia isla”.

Pese a esta complicada situación y a que la Minustah pensaba estudiar su salida de ese país tras las elecciones de noviembre, la inestabilidad política causada por la ausencia aún de resultados oficiales ha congelado esos planes.

Para Vannini, la ONU a menudo tiene que “dar la cara” ante los haitianos por los errores de toda la comunidad internacional, aunque reconoce que al organismo le falta “agresividad” para ponerse manos a la obra y superar las dificultades de trabajar en las condiciones extremas en las que se encuentra Haití.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *