En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

ONU sanciona a Gbagbo y permite tomar medidas para proteger a la población

ONU sanciona a Gbagbo y permite tomar medidas para proteger a la población
ONU sanciona a Gbagbo y permite tomar medidas para proteger a la población

Laurent Gbagbo

NUEVA YORK, EE.UU.- El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó hoy por unanimidad sanciones contra el gobernante de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo, por su negativa a abandonar el poder e incitar al odio, al tiempo que dio luz verde a la misión Onuci a usar “todos los medios necesarios” para proteger a los civiles.

El máximo órgano internacional de seguridad aprobó así la resolución 1.975, propuesta por Francia y Nigeria, que congela los activos e impide viajar a Gbagbo y su círculo más cercano, al tiempo que le exige el inmediato traspaso del poder al ganador de las elecciones de noviembre, Alassane Ouattara.

La adopción de la resolución se produce el mismo día en que la capital marfileña, Yamusukro, cayó en manos de las Fuerzas Republicanas de Costa de Marfil (FRCI) favorables a Ouattara, a quien la comunidad internacional ha reconocido repetidamente como ganador de esos comicios.

Los países coincidieron en que la prioridad es la protección de los civiles marfileños, que se han visto atrapados en los enfrentamientos entre los seguidores de Gbagbo y los de Ouattara.

El documento subraya el “pleno apoyo” del consejo a la misión de la ONU en Costa de Marfil (Onuci), a la que autoriza a utilizar “todos los medios necesarios” para cumplir con su mandato de proteger a los civiles e impedir la utilización de armamento pesado contra ellos.

“Tengo que subrayar la unanimidad y la rapidez con que se ha adoptado, dada la urgencia. La confrontación se extiende y la situación empeora cada hora”, aseguró al término de la votación el embajador de Francia, Gérard Araud, que insistió en que “hay que parar la guerra civil y el derramamiento de sangre en Abiyán”.

Apuntó la posibilidad de que esa situación “constituya un crimen contra la humanidad” y sugirió la posibilidad de que el Tribunal Penal Internacional (TPI) “tenga que actuar”.

Por su parte, el embajador enviado por Ouattara a la ONU, Youssoufou Bamba, recibido por los miembros del Consejo de Seguridad como representante de Costa de Marfil, agradeció la aprobación de la resolución y dijo que es “necesario encontrar los medios para proteger a la población civil y dar asistencia humanitaria necesaria a las víctimas de la violencia”.

“Los marfileños quieren restablecer la paz y el respeto a los derechos humanos”, explicó Bamba, quien aseguró que la resolución responde a “las preocupaciones” del pueblo del país africano, ya que “refuerza el mandato de la ONUCI, toma sanciones contra las personas que rechazan el veredicto de las urnas y previene el uso de armas pesadas contra la población”.

Bamba también destacó su aprobación ante “una posible intervención del TPI para ajusticiar a los autores de las violaciones masivas de los derechos humanos vividas” en su país.

A partir de ahora Gbagbo, su esposa y tres colaboradores, verán sus activos en el exterior congelados, además de que se les impone una restricción a todos sus viajes al exterior “por incitar al odio y a la violencia”.

También les acusa de “obstrucción a la paz y al proceso de reconciliación” en el país por su negativa a aceptar los resultados de las elecciones, le pide que abandone el poder y le condena por “no aceptar una solución política” a la crisis.

“Esta resolución envía un fuerte mensaje: Gbagbo y sus seguidores deberían dejar la violencia inmediatamente y respetar la voluntad del pueblo marfileño. Mientras la violencia continúe, Costa de Marfil está en una encrucijada”, dijo la embajadora de Estados Unidos en la ONU, Susan Rice.

Rice alertó de que el mantenimiento en el poder de Gbagbo y sus seguidores “sólo llevará a que haya más inocentes civiles heridos y muertos, y a una mayor soledad económica y diplomática”.

“Si Gbagbo rechaza la violencia y respeta la voluntad del pueblo marfileño, los marfileños recuperarán su país y podrán reconstruir una economía vibrante que despertaba en su día la admiración de toda África”, aseguró Rice, que pidió al Consejo que trabaje “con Ouattara para construir un país y un futuro de paz para todos los marfileños”.

La Misión de la ONU en Costa de Marfil cuenta con un total de 9.024 uniformados, de los que 7.578 son “cascos azules”, 176 son observadores militares y 1.270 policías, a los que se suman 389 desplazados civiles internacionales, 737 empleados locales y 255 voluntarios, procedentes todos ellos de una cincuentena de países.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *