Precisar con exactitud el nacimiento de un genero musical se hace difícil, porque siempre como en todo hay un antes. Hay alguien que fue quizás un progenitor de esa criatura y posiblemente nadie se acuerde ni lo reconozca. Pero aproximadamente 2004-05 son los años que nos permiten ubicar la trascendencia de el mundo de la música urbana dominicana.

La avenida Charles de Gaulle es una zona que partiendo desde las Américas y terminando en Villa Mella fue el camino obligado para los que habían nacido. La parte oriental y San Pedro de Macorís fue donde la chispa empezó a prender.

¿Nombres de quiénes son?

Campamento.

La vieja Guardia.

Lo correcto.

Charles Family.

Complot Records.

Ane Rap.

Grupo Unido.

Cybot.

Colombo Rubirosa.

Capa-One.

Y muchos más que permanecen en el anonimato y que aún siguen haciendo el Hip-Hop Crudo que Surgió en los 90…

Los integrantes de este último mencionado han sido los que más se han destacado desde su aparición en el movimiento:

Lápiz Conciente.

Vakeró.

Toxic Crow.

Joa.

Villano Sam.

En esto cabe mencionar los que colaboraban con estos en las diferentes áreas de este explosivo género:

Raphy Compres (Locutor/Director de la emisora K.Q 94.5).

DJ Strike One (Productor/Musicalizador).

Villano Sam (Productor/arreglista).

Danny Punto Rojo (Productor/Arreglista).

Big Trueno (Productor/Arreglista).

Manolito Men (Audiovisuales/Prensa).

Charlie Valens (Radio/Tv).

Las páginas que han colaborado son:

YouTube.

My space.

Dominican Hip-Hop.

Mundo RD.

Adelante y pico.

Alofoke Music.

Tu ta Cloro.

Soy de Barrio.

La música no es una excepción. Nació, Creció, Se esta desarrollando y si no nos apuramos se puede morir. La primera generación de este movimiento nos hablaba duro, nos gritaba violentamente lo que sentían, fueron propagandistas de vicios y a veces hasta desconsiderados con sus colegas. Eran grupos que soñaban. Equivocados o no. Más todo lo que hacían lo hacían con Pureza Creyendo en lo que decían. En un segundo momento y en ella una nueva generación igual a la primera con una visión un poco más comercial, y en ella se nota el cambio de un “Vakeró” que se desgaja de los mensajes negativos. Demostrando crecimiento y amor a la vida. Y a la par le resultó económicamente mejor…

En una tercera generación sentimos decadente la misma. Los sueños se sepultaron y la agresividad en las letras volvió montada en una bajísima calidad que consideran que hablar mal de la mujer (algunos) cosificándolas como una cosa u objeto cualquiera a utilizar. Pobre en lírica y en música, exponentes sin ningún tipo de calidad artística.

Nacido del bochinche barrial mezclado con un género sepultado hace una década. “El DEMBOW”. Aunque con algunos buenos exponentes y sus excepciones…

Esta última generación de urbanos corre el riesgo de atomizar el género, en otras palabras reducirla a la más mínima expresión que ya no se pueda ni ver y mucho menos oír. Es necesario tomar las riendas de nuevo y enderezarlas para no morir, y como los caballos tener anteojeras y cerrarse los oídos para que chisme no le provoque embrutecimiento.

Las ilusiones, esperanzas y sacrificios de sus exponentes a lo largo de este fructífero mundo no servirán de nada. Los que soñaron con ver un género comercial y sustentable con competencias limpias, en igualdad de oportunidades alejados de la bellaquería barata de hoy, me temo decir que se les frustró el sueño. Ya que lo marginal y carente de cultura es lo que predomina hoy y esto es muy grave.

El allante y el youtubismo no los engrandecen. Solamente chequeen los View y se darán cuenta.