Comenzó otra guerra de encuestas. Al 63% de respaldo que dos reputadas firmas –en encuestas distintas— asignan al presidente Medina, dizque le opondrán otra de Asisa en que dentro del PLD Leonel Fernández concita casi un 90% de preferencias como candidato para el 2020.

Faltan 38 meses para esas elecciones, y la bola puesta a rodar de que Danilo no buscará un tercer período, ha revoloteado las avispas y también las redes sociales, donde con memes, chistes y rumores cada bando está cayéndole a sombrerazos a los demás. Max Weber, Bobbio y otros sociólogos plantean que para gobernar efectivamente no basta la legalidad sino también la legitimidad.

A veces me luce que seguiremos siendo primitivos seguidores de seductores caudillos, y no una sociedad de leyes, mientras ex presidentes como Fernández, Hipólito Mejía o el propio Medina, deban seguir aspirando a volver, porque apearse del tigre les hace lucir como almuerzo de la fiera. Están en su derecho y les aprecio personalmente a los tres. Pero mi aprecio solo no los legitima.