Todo parece que las palabras vertidas en el nuevo testamento tienen una sólida vigencia, estas se repiten generación tras generación desde que fueron dichas y plasmadas…

Las llegadas de las pestes en menos de un año se han presentado en el mundo y localmente hemos sabido de varias de ellas…

Todos los días se presentan falsos profetas a todos los niveles de nuestro país. El artístico no escapa a ello. A cada rato vemos como en la televisión presentadores/as  con sus posturas plásticamente fabricadas alabando a reyes que no existen, con gestos esquizoides fácilmente detectables por cualquiera, con frases cristianas no sentidas, insinceras (bendiciones). Modelando en cámaras posiciones de una vida  que tras bastidores no pueden sustentar. La arrogancia es enemiga de la verdad y sin lugar a dudas es provocada muchas veces por sustancias alucinógenas y nocivas a la salud.

En el plano político se está viendo una escena de una cuarteta publicada en 1555 y consumada en 1559 en Francia…

El enfrentamiento actual del león joven contra el león viejo me hace referencia a esa vieja cuarteta que escribió un profeta llamado “Nostradamus” advirtiendo a su Rey sobre su terrible final.

El león joven al viejo sobrepasará.

“El león joven vencerá el mayor                                                                                                En campo bélico por singular duelo,

En jaula de oro los ojos le atravesará,

Dos heridas en un choque, luego morir, una muerte cruel”.

Haciendo una extrapolación de sucesos y llevándolo al plano local. El primer duelo sucedió con el comité político y el comité central, ya vimos cómo las fuerzas se empataron, ahora se avecina el segundo duelo la elección de 2016. ¿Qué hará el León viejo con respecto al segundo choque de fuerzas con el León joven? ¿Hará caso a la profecía o ira al encuentro para que le claven la astilla en el ojo?

Que pasara con los presentadores; ¿Seguirán consumiendo lo mismo sin temor a ser apresados o asesinados?