El ataque al Décimo Censo Nacional 2023 luce un ejercicio perverso, una exhibición de politiquería barata y una oposición irresponsable que solo busca hacer ruido y obstruir.