SANTO DOMINGO.- Los temas del Gobierno que actualmente generan fricción requieren una mirada serena y autocrítica desde la esfera oficial, procurando precisión y racionalidad.