SANTO DOMINGO.- En medio de la crisis y después de ella el Gobierno tiene el desafío de conseguir soluciones fiscales  audaces como factor de equilibrio de las finanzas públicas.