El fortalecimiento del tejido industrial es clave para que República Dominicana pueda dar pasos firmes al desarrollo y las evidencias sobre el particular son indiscutibles. 

SANTO DOMINGO.- Para el próximo año la industria manufacturera nacional planea una inversión estimada en 79 mil millones de pesos.

La cifra equivale al 1.3% del PIB o de toda la riqueza que genera la economía en un año.

Si se le quiere ver en dólares, estamos hablando de una inversión de alrededor de 1,400 millones.

Esos nuevos capitales para ampliación de la base productiva darán al país más de 78 mil nuevos empleos.

Recordemos que la industria se destaca por ser uno de los sectores del país que mejores salarios paga.

La primicia sobre la nueva inversión de la industria fue ofrecida en el marco de la premiación anual de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD).

El anuncio de los industriales es trascendente, tanto que el presidente Luis Abinader lo definió como el mejor regalo de Navidad.

Para mí la lectura es que una vez más nuestra industria propicia un respaldo sustancial a la economía, para el resurgimiento de la actividad productiva.

Ya en medio de la pandemia la industria mantuvo sus maquinarias activas evitando desabastecimiento cuando todos estábamos confinados.

Esta decisión de los industriales es una muestra de confianza en el futuro de la economía y reafirma la necesidad de seguir impulsando la reindustrialización, un proceso que cuenta con todo el acompañamiento del Ministerio de Industria y Comercio.

Algo más: A la hora de colocar nuevas cargas tributarias, recordemos que la industria ya da mucho y que es necesario, como dijo Marcial Najri, cazar fuera del zoológico, cobrar impuestos a los que no paguen.