SANTO DOMINGO.- La sociedad dominicana debería cerrar filas exigiendo a quienes diseñan y ejecutan las políticas públicas hacer que el crecimiento económico que experimentamos hace décadas se traduzca en un mayor bienestar para todos.