SANTO DOMINGO.- Ante las señales de recesión de Estados Unidos, toca a  la República Dominicana estar en alerta máxima para tomar alternativas que mitiguen el impacto negativo que el fenómeno representaría para nuestra economía.