Santo Domingo.- Los criterios de planificación, eficiencia y rentabilidad deberían dominar en los subsidios transferidos al campo para la recuperación de las zonas productivas afectadas por el paso del huracán más reciente.