SANTO DOMINGO.- Son cada vez más palpables las secuelas que en el orden social y económico ha dejado la pandemia COVID-19.