SANTO DOMINGO.- Estamos de fiesta porque la Organización Mundial de Turismo (OMT) nos ha declarado número 1 en el mundo en recuperación del turismo.

Es una gran noticia que debe despertar orgullo en todos los dominicanos.

Y por encima de las tendencias del pensamiento político o económico debemos reconocer que esto es un logro del gobierno del presidente Luis Abinader.

Particular reconocimiento a David Collado, quien por lo visto está gestionando muy bien el Ministerio de Turismo.

Resultados de ese tipo se logran cuando los funcionarios no delegan su oficio a un piloto automático de la institución a su cargo.

En medio de la celebración, debemos tener la prudencia suficiente y entender que no debemos descuidarnos.

No dudo que destinos competidores estén preparando campañas para socavar la imagen del país.

¿Qué tan preparados estamos en términos de comunicación para enfrentar con éxito ataques y contingencias inesperadas contra la reputación del país?

Recordemos la campaña sucia que nos hicieron hace poco sobre la presunta muerte de turistas que consumían alcoholes en los hoteles del país.

He sabido que en Canadá hay una empresa privada, afectada por la detención de una tripulación en cuyo avión era traslado un alijo de cocaína, que inició una campaña pidiendo que no viajen a República Dominicana por representar grandes riesgos de seguridad.

Ojo con esto.