SANTO DOMINGO.- El gremialismo es un ejercicio propio de la democracia y de las libertades públicas, pero cuando se distorsiona puede convertirse en una palanca del atraso. A propósito de la ADP y sus acciones.