El transporte aéreo está reputado como uno de los más seguros y los accidentes no tienen la frecuencia de los que ocurren en carros y motocicletas.

SANTO DOMINGO.- Muy pronto se cumplirá un mes del trágico accidente de la aeronave perteneciente a  la empresa Helidosa Aviation Group en Punta Caucedo.

Ha de esperarse al cierre de período que se haga público un informe técnico sobre la tragedia que costó la vida a 9 seres humanos.

Es importante que esto ocurra justo a tiempo porque la claridad conviene al país, a la empresa y al fabricante de la aeronave.

La seguridad aérea es un factor clave para un destino como la República Dominicana.

Para el turismo, las inversiones y los negocios, usuarios por excelencia del transporte aéreo, la confianza es determinante.

Pero, fuera de eso, hay algo que resulta mucho más importante: las interrogantes que, en medio de su dolor, tienen los familiares de las víctimas.

Es un proceso que debe manejarse, en términos de información, con respeto, sin sensacionalismo y con el mayor grado de credibilidad.

En el mundo miles de personas mueren a diario en distintos tipos de accidentes, hasta por caída de sus propios pies.

El transporte aéreo está reputado como uno de los más seguros y los accidentes no tienen la frecuencia de los que ocurren en carros y motocicletas.

Sin embargo, el desplome de un avión compromete aspectos que van más allá del simple accidente, como los indicadores-país de seguridad aérea.

Esperemos una explicación justo a tiempo, quizás en la próxima semana, para conocer con exactitud las causas de esta tragedia.