Un cordial saludo a todos mis queridos lectores.

Hoy día los seres humanos hemos confundido el placer con la felicidad. Su ansia de placer termina con la verdadera felicidad que es el estar juntos para toda la vida, que es el matrimonio.

Es verdad que el amor incluye el sexo, que no puede haber sexo sin nada de amor. Pero el sexo debe de ser dentro del matrimonio. Hoy en día tienden las parejas a tener un sexo desordenado, solo por el placer. El deseo es egoísta. El amor es generoso. Cuando yo deseo, busco algo para satisfacción mía. Cuando yo amo, busco satisfacer a aquella persona a quien amo.

José Ortega y Gasset, filósofo y ensayista español que nace en Madrid el 9de Mayo de 1883, en su ensayo, “Estudios sobre el Amor”analiza la diferencia entreapetito sexual y amor.  El dice que no es lo mismo el desear que el amar. Y pone el ejemplo que el drogadicto desea la droga, pero al mismo tiempo la odia porque sabe que la misma es su ruina.

Tanto la mujer como el hombre pueden desear el sexo para saciar su lujuria, pero ni esa mujer ama al hombre con el que tiene sexo, ni el hombre ama a esa mujer, y así vemos como cuando esa mujer o ese hombre encuentran una persona de su sexo opuesto que le apetece más, cambian con facilidad de persona. Sin embargo cuando hay amor el mismo es estable.

Se dice que a la mayoría  de las personas les gusta cambiar de comida, de trabajo y de amor, pues toda la vida igual resultaría insoportable. Pero pensemos que el amor no es ni una comida, ni un trabajo. El que necesita cambiar de amor, es porque tiene la desgracia de que nunca ha amado, y por lo tanto tiene una total ignorancia de lo que verdaderamente es el amor.

El que verdaderamente ama a otra persona es feliz casándose con ella y viviendo unido a esa persona a la cual ama para toda la vida. Por eso aquellas frases de amor que dicen: “Te querré siempre”, “Te querré hasta la muerte”.

Aquel o aquella que dice: “Te querré sólo por esta semana, pero la semana que viene me buscare otro u otra”, ese o esa no ama de veras. Lo que tiene es un ligue, o un capricho pasajero, pero no es amor. El amor, o es para siempre o no es amor. Un amor que tenga condición es un amor putrefacto, Un amor, a ver cómo funciona la cosa es un brutal engaño entre los dos. Un amor puede llegar a fracasar y yo conozco muchas personas muy buenas que han fracasado, pero un amor con condiciones, no es solo que nazca fracasado, sino que no llega a nacer.

Hay muchos para los cuales el amor presente es el que vale. No se preocupan del mañana. Estas personas no saben lo que es el amor, porque el que está enamorado quiere que su amor dure para toda la vida y no que sea una aventura pasajera. El que busca solo saciar su egoísmo, ese busca su propia satisfacción, porque el que tiene verdadero amor no es egoísta.

Por eso en las verdaderas manifestaciones de cariño hay que tener mucho cuidado de no caer en el campo de lo que es derecho y está reservado exclusivamente para los casados. Muchos creen que se aman, y solo se desean, es por eso que en los matrimonios existen tantos divorcios. Hay muchos matrimonios que solamente duran dos años.

Se ha demostrado que la unión sexual pasajera es mucho menos satisfactoria que la que realiza una pareja estable que entre ellos exista el verdadero amor y que estén unidos por el matrimonio. Por eso los que van solo buscando el tener relaciones sexuales por tenerlas, es muy posible que terminen hartos de todo, y sin ilusión por nada ni para nada, incapaces de amar y de no encontrar esa felicidad duradera con la cual toda persona sueña.

Por eso dice el Antiguo Testamento, “Que Dios en el principio creo a Adán y Eva, para que se complementaran y se amaran para toda la vida”

Termino con este Versículo 4, del Capítulo 13 de la Carta de San Pablo a los Hebreos que dice: “Que todos respeten el matrimonio en todos los aspectos y mantengan fidelidad en sus relaciones de esposos. Dios castigara a los que tienen relaciones sexuales prohibidas y a los que cometen adulterio”

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.