Más de la mitad de la economía dominicana es informal. En efecto, esto puede ayudar reducir esa brecha a la medida que más personas accedan a los servicios financieros formales a través de la banca digital.

República Dominicana tiene una brillante oportunidad con el desarrollo de las empresas tecnológicas financieras (Finctech) para impulsar la inclusión bancaria y, en consecuencia, reducir la informalidad en nuestra economía, permitiendo mayor protección a los agentes económicos.

Más de la mitad de la economía dominicana es informal. En efecto, esto puede ayudar reducir esa brecha a la medida que más personas accedan a los servicios financieros formales a través de la banca digital, considera el economista Víctor Bautista.