Ramón Colombo.

“A 169 años de que la Iglesia Católica, en carta pastoral suscrita por el arzobispo Tomás de Portes e Infante, amenazó con excomulgar al Padre de la Patria por rebelarse contra el gobierno reaccionario que, encabezado por Tomás Bobadilla y Pedro Santana, conspiraba contra la naciente Independencia, y como miembros de la Comisión del Bicentenario de su nacimiento, pedimos perdón al pueblo dominicano por aquel lamentable agravio a Juan Pablo Duarte y los trinitarios”. (Ojalá que cualquier monseñor, párroco o cura desempleado diga eso o algo parecido. Que comprendan que es cuestión de elemental vergüenza)