Podrán colgar la bandera en todos los balcones. Podrán cantar el quisqueyanos valientes  al revés y al derecho. Podrán repetir cada frase de Duarte, mano en pecho y mirada en lontananza. Podrán cumplir con todo el mero patriotismo ritual de la tradición burocrática. Pero si no imponen el respeto a las leyes y a la institucionalidad; si no castigan a los corruptos y acaban con la impunidad; si no promueven verdadera justicia social, como querían los muchachos del 27 de Febrero, ¿de qué patria hablan? Y si usted, ciudadano, no exige todo eso, no hace patria, Sencillamente no está en nada