Silencio total de los grandes medios nacionales, de los “opinadores” del país y de los políticos e intelectuales al servicio del imperialismo occidental.

  • SUCEDIÓ ASÍ:

- El presidente Leonel  Fernández se encontró en Puerto Plata con  Nelson Solano, el llamado “Zar de la Heroína del Caribe”. Lo acompañaron su representante en esa hermosa ciudad y varios ministros.

Las fotos están ahí.

Más tarde el capo fue pedido en extradición y conducido por la DEA a EEUU.

Las autoridades dominicanas y  las de la potencia del Norte ignoraron esa reunión y aquellas fotos, a pesar de que circularon por algunas redes sociales,  obviaron que se informó de las contratas por cinco mil millones concedida por el gobierno a Solano para encubrir su actividad delictiva y  que Tiro al Blanco se atrevió a publicar las fotos  y a denunciar el contubernio con todos sus detalles.

Igual, los grandes medios de comunicación, las agencias gringas y europeas optaron por el silencio cómplice.

Años van y años vienen y no ha valido recordar el hecho y publicar a cada rato las “benditas” fotos.

Y la historia se repitió.

  • SUCEDIÓ DE ESTA MANERA:

-El presidente Leonel Fernández recibió en su despacho del Palacio Nacional al capo español  Arturo del Tiempo Márquez y a su hijo, a instancia del entonces embajador de Colombia (el general genocida Mario Montoya), por recomendación del entonces jefe de la Policía (el general Guzmán Fermín, apodado El Cirujano).

Ahí está la foto con el retrato de Duarte al fondo.

Poco después, del Tiempo Márquez fue capturado en Barcelona con un cargamento de más de mil kilos de cocaína, similar a otros tantos que logró introducir desde el Puerto Modal Caucedo a la costa de Cataluña.

Ni la reunión en Palacio, ni la foto tomada, fueron tenidas en cuenta por el gobierno español y sus aliados de Occidente, incluido el  supuesto campeón mundial de la lucha antidroga que sustenta la famosa DEA.

Silencio total de los grandes medios nacionales, de los “opinadores” del país y de los políticos e intelectuales al servicio del imperialismo occidental.

Otra vez Tiro al Blanco se quedó orgullosamente solo, clamando en el desierto de un país y un mundo al revés.

Pero no se trata solo de protección al ex presidente Leonel Fernández.

Hay más.

  • SUCEDIÓ DE ESTE MODO:

Una vez capturado en Miami el capo-diputado del PRM por Santiago, Miguel Gutiérrez, el más votado a narco-papeletazos sucios, circularon varias fotos de él posando con el candidato a la presidencia de ese mismo partido, Luis Abinader Corona, hoy presidente de la república.

El capo-diputado, preso en Florida, resultó ser la llave abierta que desramó las informaciones que le han servido a la DEA, con su DNC a cuesta, para tutelar la Operación Falcón puesta en marcha por la PGR.

Otra vez las fotos, como las conexiones de Gutiérrez con la cúpula del PRN, han sido despreciadas.

Nadie, que no sea Tiro  Al Blanco, y ciertas vertientes de las redes sociales, se ha atrevido a denunciar el hecho, a reproducir las fotos y a demandar que se investiguen las conexiones evidentes.

Nuevas vez los grandes medios escritos, agencias y cadenas radio-televisiva, callaron. Ni hablar el periodismo de opinión y las elites políticas y empresariales.

Cuando se trata de evidencias en las alturas del sistema, la dictadura mediática se torna invidente y sorda.

  • Y SUCEDIÓ LO SIGUIENTE:

No hay maneras de ocultar el caso de la Familia López Pilarte de La Vega, con diputada y regidor incluidos representando al PRM en el Congreso Nacional y en la Alcaldía de La Vega.

El mayor tráfico de éxtasis de la narco-historia nacional.

Lavado en gran escala, vía empresas carpetas.

Proceso judicial abierto en vendetta política por el Ministerio Publico anterior, pero confirmado y profundizada la investigación por la actual PGR independiente.

Toda la narco-familia fue apresada y deberá ser penalizada, menos la diputada, convertida así su inmunidad parlamentaria en impunidad, con franca complicidad de la cúpula del PRM, que ni siquiera suspende su militancia en el partido

Ninguna acción en dirección a la alta jerarquía del PRM.

  • PERO SUCEDIÓ AUN MÁS, SI, SI… ALGO MÁS GRAVE:

En los albores de la denuncia y desde el portal familiar de los López Pilarte circularon por la redes sociales las fotos del candidato presidencial Luis Abinader Corona, transportándose en uno de los helicópteros del capo mayor; visitando, por lo menos en tres ocasiones la residencia de la Familia López Pilarte, intercambiando en variados escenarios, e incluso posando alegremente con padres e hijos.

No es un invento.

Las fotos están ahí… y esa vez no solo las reprodujo Tiro Al Blanco, sino que algunos medios comerciales televisivos; pocos medios, pero importantes, por fin se atrevieron a publicar algunas de ellas.

De todas maneras se ha vuelto a imponer el miedo, la conspiración del silencio y una protección conservadora u oportunista de la figura presidencial, que niega la necesidad de investigar sin exclusiones.

El mismo miedo y la misma conspiración que impone el silencio frente al aplastamiento bruta de nuestra soberanía y el principio de no intervención consagrado hasta en la Constitución vigente.

El imperio y sus socios locales marcan la pauta de los tratamientos selectivos a las violaciones a las leyes y a la propia carta sustantiva.

Igual imponen leyes y normas ilegítimas.

Manejan el tema de la narcopolítica de manera diferente al tratamiento que le dan al capítulo de los paraísos fiscales y las compañías offshore, en el que las denuncias profusas y espectaculares son usadas por USA  para acorralar aun más a los presidentes y ministros súbditos de su coloniaje; y para debilitar los paraísos fuera de sus fronteras y fortalecer los propios en Dakota, Florida, Nebraska y más allá

Tratándose de narco-negocios o narco-política, en la mayoría de los casos de alta jerarquía, imponen el silencio y el suspenso; salvo cuando se trata de gobiernos, funcionarios y políticos de países que adversan su coloniaje.

En general, cuando se trata de sus aliados o subordinados, optan por el chantaje soterrado, ejecutando una especie de secuestro invisible.

Pero todos estos hechos sucedieron, las fotos, evidencias y denuncias están ahí.

Los vínculos son tan evidentes que en buena justicia deben ser sujetos de investigación.

Tal proceder imperial -asumido por sus súbditos de diferentes profesiones y rangos-  provoca mi imaginación hasta a lo inimaginable.

Acompáñenme en este ejercicio fantasioso contrastante.

Usen la imaginación.

Quiten de esas fotos reales, referidas a la figura de Leonel Fernández, o la de Luis Abinader (no menciono al ex presidente Danilo Medina porque se cuidó que no le tomaran fotos con el súper capo “César El Abusador”), y coloquen o injerten la foto de Nicolás Maduro, o la de Evo Morales, Díaz Canel o Daniel Ortega…

Imagínense entonces lo que dirían y harían el Departamento de Estado, la CÍA, el Pentágono, las ONGs y Fundaciones financiadas por la USAID y otras agencias imperiaslistas;  la CNN, Fox, la Voz de América, la AP, France Press, Reuter, BBC, Efe, la televisión europea y norteamericana.

Imagínense los medios de la SIP a nivel continental, los grandes diarios comerciales, los políticos, funcionarios de derecha, pastores ultra-reaccionarios.

Piensen en las reacciones de Biden y los presidentes lacayos, las iglesias reaccionarias, las organizaciones  corporativas del gran empresariado, los “programeros” de la radio y TV, las cadenas de radio y televisión a escala mundial y a nivel local, los analistas cara-pintadas y las bocinas del sistema en todos los países.

Imagínense lo que pasaría en nuestro país en los medios bajo control del gran capital, en las cúpulas políticas y empresariales subordinadas a los designios de Washington, en la intelectualidad adocenada, en los comunicadores manipuladores o blandos de espíritu, en los creadores de imágenes y opiniones que le han hecho coro al silencio, a la censura, a  las medias verdades y al miedo.

Imagínenselo.

Hasta activar la IV Flota desde el Comando Sur del Pentágono,  como amenaza, no es inverosímil cuando la demencia senil se apodera de un imperio fascistoide y declinante, con Administraciones como las de Trump y la de Biden.

En tales circunstancias imaginarias, todo esta parafernalia, no es tan difícil suponerla en un país y un mundo al revés, sobre todo para quienes en permanente rebeldía -frente a tantas mentiras, abusos e injusticas- persistimos en impugnar tan indignante distorsión e insistimos en la necesidad imperiosa poner de pie lo que está patas arribas. (13-10-2021, Santo Domingo, RD)