La agenda pública expresa los consensos, debates y disensiones en torno a lo que hay que hacer en la sociedad y cómo hacerlo. El contenido y el modo en que se construye y discute la lista de temas de la agenda pública son aspectos sumamente importantes. Cuando la agenda pública es analizada con detenimiento se revelan relaciones de poder y la magnitud de la participación, la responsabilidad compartida y la calidad de la gestión pública.

Los déficits y contradicciones que caracterizan la agenda pública e República Dominicana revelan la inequidad generalizada y multidimensional que nos hacen tan vulnerables y nos estancan.

Muchos de los asuntos concernientes a la equidad, el desarrollo humano y la competitividad general de nuestro país se encuentran en la agenda pública, pero, en gran medida están bloqueados por el modo en que son colocados y abordados.

La equidad, el desarrollo humano y la competitividad se desglosan en metas y políticas de inversión pública, de políticas sociales, participación, responsabilidades compartidas, calidad de gestión y estrategias para aumentar el capital humano, la productividad y el bienestar general mediante la producción de riquezas.

La educación, en todos los niveles y modalidades desde la inicial hasta la capacitación en los temas y asuntos más elaborados y complejos; salud y servicios sociales, seguridad ciudadana, productividad del trabajo y de la inversión pública y privada son cuestiones sobre las cuales es urgente debatir, llegar a acuerdos y garantizar su cumplimiento.

Por Henry Molina.