Miguel Guerrero.

A comienzos del 2011, respondí un cuestionario de FUNGLODE, la fundación del entonces presidente Fernández, enviado también a otros periodistas y líderes de opinión para un reportaje especial que creo nunca se publicó. A la pregunta acerca de cuáles creía que serían las principales fuentes de riesgo o inestabilidad para el país durante ese año, respondí:

“De los muchos que se otean en el horizonte, ninguno parece más aterrador que la posibilidad de que el presidente Leonel Fernández incurra en el imperdonable error de buscar su reelección por un tercer mandato consecutivo, lo que le está prohibido por la Constitución que él mismo propició. Su silencio acerca de los aprestos a favor de su candidatura por cercanos colaboradores, valiéndose incluso de recursos públicos, está de hecho contaminando el ambiente y sembrando el panorama de incertidumbre. Los efectos de la reelección serían desastrosos y como él mismo ha dicho crearían, y de hecho están generando, “tensiones innecesarias”.

Hubo otras preguntas: ¿Quiénes serán los líderes que más destacarán durante 2011 en el país y por qué? Entre mis escasas cualidades, dije, no figura la de predecir el futuro. Estimo, sin embargo, que el presidente Fernández tiene en sus manos ese honor, nada honorable si intentara reelegirse como se teme.

A ¿Cuál cree que será la mejor noticia del año para República Dominicana? 6. ¿Cuál cree que será la peor noticia del año para República Dominicana?, respondí:

Ante la imposibilidad de que se descubra petróleo, lo mejor que podría ocurrirle al país es que la selección de los candidatos presidenciales sea el resultado de procesos democráticos pacíficos, con absoluto respeto de la ley y los procedimientos de cada organización. Lo peor sería que la ambición de poder cegara al presidente Fernández y buscará preservar el cargo contra toda lógica y razón, en violación a la Carta Magna.