La prudencia es la madre de todos los hábitos. Si eres prudente te ganarás el mundo.

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores.

Si vamos a hablar de la prudencia, es necesario el que definamos dos modos que es la prudencia: El termino prudencia proviene del latín prudentia, una cualidad que consiste en actuar o hablar con cuidado.

La prudencia es la virtud que dispone el espíritu a discernir en toda circunstancia nuestro verdadero bien y a elegir los medios para utilizarlo.

La prudencia es una de las que menos se habla, y resulta ser una de las clave de la de la disposición con el prójimo.

El pensamiento, puede descarriarse como se descarría la voluntad, porque están expuestos a las mismas pasiones y a los mismos condicionamientos. Pensar en el bien para los demás exige una gran atención, y no sobre las cosas sino sobre nosotros mismos.

La prudencia es la madre de todos los hábitos. Si eres prudente te ganarás el mundo.

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.