La moraleja es: “Que Dios escribe torcido con letras derecha”, y le mandó una araña para que se salvara. Y no sus ángeles.

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores.

Una vez un hombre que era perseguido por dos ladrones, que querían robarle y matarle. El hombre entró en una cueva que estaba cerca, y los ladrones comenzaron a buscarle. Con tal desesperación lleno de pánico elevo una plegaria a Dios en ella decía: Señor, Todo Poderoso manda a tus ángeles celestial, para que no me encuentren y vayan a robarme y a matarle.

En eso momento escucho a los hombres a la cerca de la cueva donde él estaba, y vio que una araña apareció. La araña empezó a tejer una telaraña en la entrada donde él se encontraba.

El Señor le contestó y le dijo: Te he mandado una araña para te proteja. Entonces los hombres vinieron y se encontraron la tela de la araña junto a la puerta y se dijeron: Aquí no pudo entrar nadie porque esta entrada está sellada por esa tela de araña, entonces se fueron a otra cueva para buscarle.

La moraleja es: “Que Dios escribe torcido con letras derecha”, y le mandó una araña para que se salvara. Y no sus ángeles.

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.