La vice de Danilo, no es la vice de Danilo. Es la vice del Palacio Nacional, es la vice del dinero del Estado, es la vice de los sombreros, las carteras y los zapatos comprados con los recursos del Estado, es la vice de los certificados millonarios sin explicación en el Banco intercontinental (Banintel), es la vice del Despacho de la Primera Dama que maneja indiscriminadamente más recursos económicos que varios ministerios, es la vice de la esposa del presidente peor valorado de América Latina, detrás del mandatario de Chile.

La vice de Danilo no es la vice de Danilo. Es la vice de Félix Bautista, de Freddy Pérez, entre otros funcionarios del gobierno temerosos ante el empuje arrollador de Hipólito Mejía.

Danilo no tuvo alternativa. Preso del gobierno, no tuvo más opción. Tenía que escoger a la señora esposa del Presidente de la República como su compañera de boleta para que representara los intereses del grupo palaciego. De lo contrario no recibiría el respaldo económico del  Estado. El pobre Danilo no quiere que el Estado lo abandone. El Estado lo venció cuando enfrentó a Leonel. Ahora no quiere que el Estado le dé la espalda, ahora quiere que el Estado lo apoye para vencer a Hipólito. (Doble morral).

Danilo le vendió su alma al diablo cuando decidió aceptar el respaldo político y económico del grupo de Leonel Fernández. (Ha sido un trago muy amargo)

Félix Bautista, poder detrás del trono, Rasputín caribeño,  dijo que la Primera Dama sería la compañera de boleta de Danilo. Hubo un desmentido raudo y veloz. El propio Danilo dijo que se tomaría su tiempo, que no tenía prisa. (Todos sabíamos que mentía)

Sin embargo, las 50 marchas del PRD  en todo el país en un solo día fue un golpe demoledor, rematado por el encuentro en la Asociación de Industrias donde, como dice un amigo de Santiago, “Hipólito se comió  a Danilo con yuca”.

El lenguaje corporal de Danilo fue deprimente. Lucía cansado, viejo, sin fuerzas. Cambiaba los espejuelos una y otra vez. Extrañamente leyó el discurso con torpeza. Danilo no era Danilo. No se vio seguro de sí mismo. Parecía otro.

En cambio su adversario lució imponente. Seguro de sí mismo. Hipólito se robó el show. El escenario le pertenecía.  (Comió con su dama)

Anunciar a la mujer del Presidente como la Vice sirvió de tabla de salvación. Danilo se hundía  estrepitosamente.  Había que impedir que Danilo se ahogara.

Muchos militantes y simpatizantes del partido de gobierno creen que la candidata presidencial debió ser la mujer del Presidente. Algunos dicen que con Danilo se pierde, mientras que con la mujer del Presidente se gana. (Muchos piensan que Danilo debe renunciar antes de que sea muy tarde) El PLD no tiene opción. Perderá las elecciones no importa que usen los recursos del Estado, los guardias, la Policía, el diablo y su hermana, como quiera, perderá las elecciones.

Con el Presidente, con la mujer del Presidente, con Danilo, con quien sea, perderán. Ni la magia de su jefe de campaña, mi buen amigo Francisco Javier García,  impedirá la derrota. La gente se hartó del PLD. .

El día de los muertos, Danilo anuncia su candidata vicepresidencial. ¡No pudo escoger mejor día! Los fieles difuntos los esperan el 20 de mayo del año próximo cuando los votos del pueblo los enterrarán en las urnas del “Cristo Redentor” y en”la Puerta del Cielo”